LO QUE APRENDÍ DEL AMOR – 1ª parte-

 Mis sueños  se han hecho más atrevidos: La jovencita de 30/40 años con minifalda ligera, blusa, botas y sin nada de ropa interior( que luego hay que lavar),  la imaginaba en medio de la habitación, con sus ojos vendados y esposada, dispuesta a ser registrada por mi, profundamente, iniciando así algún juego atrevido y disfrutado por ambos.Producto de una mentalidad calenturienta y de falta de sexo, imagino, pero al menos no me escondo tras la hipocresía y lo reconozco abiertamente.También he dejado volar la imaginación para verme siendo yo la parte sumisa en un encuentro amoroso.
Pero no era de esto de lo que venía a pronunciarme. ¿ De qué era? ah! si : lo que aprendí del amor.
Sufrimos por lo que no tenemos. Y por la idea de perder a la persona que apreciamos. Pero ser felices consiste en estar a gusto con nosotros mismos. En llenar nuestro interior.
Los celos nacen del miedo a perder lo que se tiene. Destruyen el bienestar y la libertad. Aunque pueda parecer lo mismo, los celos son lo contrario del amor.
Los seres humanos sufrimos por querer lo que no tenemos. La persona que nos gusta. Sin embargo, por el camino nos olvidamos de lo que verdaderamente necesitamos. Al obsesionarnos con la mujer/ hombre deseada/o , de forma inconsciente terminamos idealizando a esa persona. Creer que cuando la obtengamos nos dará la felicidad.
Al conseguir a esa persona que tanto anhelamos, de pronto comenzamos a sufrir por miedo a perderla.A que nos la estropeen. A que nos la quiten, olvidando que no es un objeto. No es una posesión. Nunca nos ha pertenecido. Olvidando que es ella quien decide irse con él. Ella es la que decide conocer a otra persona… y dejarse conocer.
Y este temor a que "nos la quiten" , este temor a perderla nos contamina con dosis diarias de ansiedad, atascándonos en un callejón sin salida: " No podemos vivir felices con ella…y sin ella , tampoco."
Para ponerlo todavía más difícil, Hay quien dice que los celos son " sanos". Una muestra de " amor". Y hay quien no duda en, para comprovar si su pareja le ama, o le sigue amando, ponerle celoso a propósito: Si coqueteo un poco con esté, sutilmente pero que lo vea, y se pone celoso, es que me ama, con la falsa idea de que cuanto más celos tiene, más me ama.
O aún peor: Algunas incluso llegan a encontrarlo hasta divertido y juegan de una forma cada vez más atrevido. Haciéndose verdaderas expertas en esto de jugar con los sentimientos, las debilidades de la otra persona, por que se sienten poderosas. Dominandola. jugando. Y convencidas de que: " yo no hago nada malo. El es el que se pone celoso. El tonto. El que le da vueltas a la cabeza y piensa lo que no es, negando que es ella quien está provocando esa situación. La que está envenenando esa relación.Haciendo daño.
En esto, sirve para ambos sexos. Que mujeres celosas tambien existen y hombres con ciertas habilidades para ser crueles y jugar con los sentimientos de una mujer enamorada.Por que el secreto de ese poder consiste en conseguir que esa " victima" se enamore perdidamente de ti, para luego jugar con ella.
El problema es que la víctima no ve si son celos infundados, si son imaginaciones suyas, o si lo está provocando ella. Incluso sin hacer nada. Sólo con una frase soltándola en el aire en el momento justo, una mirada pícara, justo cuando él está mirando. Y eso crea entonces inseguridad y dudas…y sufrimiento. Mientras que la otra persona se divierte, o para castigarle ( convirtiéndose en juez y verdugo) , por el simple placer de hacer daño( crueldad) o por ese sentimiento de poder.
Pensar que si hay celos hay amor, es un error.
Dejando juegos crueles a un lado, los celos ( los NO provocados), los que tiene el indivíduo sin motivos, son el egocéntrico afán de controlar a aquella persona que creemos querer que sea nuestra y de nadie más. Implica creer que lo que nos pertenece es imprescindible para nuestra felicidad. Sin embargo, más que unirnos, los celos nos separa de la persona  que estamos apegados, destruyendo nuestro bienestar y nuestra libertad…
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LO QUE APRENDÍ DEL AMOR – 1ª parte-

  1. Adela dijo:

    La verdad que nunca he entendido que saca una persona a la que supuestamente quiere el intentar darle celos,supongo que esuna falta de autoestima lo que hay detras es un juego muy negativo para mi ,eso es propio de personas que en el fondo lo que tienen es amor propio necesitan subirse su Ego a base de pisotear a la otra persona es lo que llamo una relacion toxica muy curioso el post besos Adela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s